210519-yh-news-caremurray-1.jpg

U.S. Senator Patty Murray reads a book to children at Michael Anderson Elementary School at Fairchild Air Force Base, Wash., March 26, 2013. Murray visited Fairchild to talk about the upcoming budget cuts impacting military family members.

WASHINGTON - Cuando la senadora Patty Murray llegó por primera vez al Congreso en 1993, una de las siete mujeres sin precedentes en ese entonces en el Senado de 100 miembros, sus colegas no estaban interesados ​​en hablar sobre el cuidado infantil.

"Lo mencionaste y nadie dijo: 'Oh, está bien, trabajemos en eso,'" dijo la demócrata de Washington, una ex maestra de preescolar que se postuló para el Senado como "una madre en tenis.”

“Ha sido una especie de epidemia silenciosa durante mucho tiempo,” dijo Murray, porque los padres temían que plantear el problema pudiera dañar sus carreras. “Ahora eso ha cambiado, porque la gente se da cuenta de que si queremos que esto cambie, tenemos que hablar, hasta que el presidente de los Estados Unidos se exprese públicamente ante toda la nación acerca de que es una prioridad absoluta.”

Como senador de primer año, Murray defendió la Ley de Licencia Familiar y Médica, que garantizaba 12 semanas de licencia sin goce de sueldo para cuidar a un nuevo hijo o un pariente enfermo. En las casi tres décadas transcurridas desde entonces, el Congreso no ha aprobado otra legislación importante relacionada con la familia.

Ahora, Murray, la demócrata de tercer rango en el Senado y presidenta del Comité Senatorial de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones, puede tener su mejor oportunidad en décadas para cambiar eso.

El 22 de abril, reintrodujo la Ley de Cuidado Infantil para Familias Trabajadoras, un proyecto de ley que usaría subsidios para aumentar el salario de los trabajadores de cuidado infantil al tiempo que garantiza que ninguna familia que gane menos del 150% del ingreso medio de un estado gaste más del 7% de sus ingresos en el cuidado de niños. Las familias de menores ingresos pagarían menos o nada en absoluto.

Como candidato, el presidente Joe Biden adoptó la legislación de Murray como parte de su plataforma, y ​​el 28 de abril la Casa Blanca lanzó el "Plan de Familias Estadounidenses" de $1.8 billones, que propone gastar $225 mil millones para reducir el costo del cuidado infantil mientras aumenta los salarios de los trabajadores de cuidado infantil, aunque no en la escala de la factura de Murray, que costaría aproximadamente $600 mil millones en 10 años.

El proyecto de ley de Murray también financiaría programas Head Start y preescolar para niños de 3 y 4 años, y el plan de Biden pide al Congreso que gaste $200 mil millones para hacer que el preescolar sea gratis, lo que, junto con una propuesta para hacer que los colegios comunitarios sean gratuitos, apunta a completar la educación estándar K-12 con cuatro años más de educación gratuita.

“El problema es tan simple como el que enfrenta toda familia,” dijo Murray. “¿Cómo va a trabajar y se asegura de que se cuide a su familia al mismo tiempo? Los padres de hoy tienen que trabajar y, a menudo, se sienten inhibidos por el hecho de que no pueden encontrar cuidado de niños, o porque cuesta demasiado, o la rotación es tan grande que no pueden encontrar cuidado de niños de calidad.

"Este es un problema nacional que debemos abordar si queremos que las familias tengan éxito, si queremos que nuestras comunidades tengan éxito, si queremos que nuestros negocios tengan éxito y si queremos que nuestro país tenga éxito."

Como muchas de las propuestas incluidas en el "Plan de empleo estadounidense" y el "Plan de familias estadounidenses" de Biden, las dos propuestas legislativas de amplio alcance que la Casa Blanca ha lanzado en las últimas semanas, la visión de Murray representa una expansión dramática del papel del gobierno federal en la nivelación el campo de juego. Las dos propuestas costarían aproximadamente $4 billones combinadas.

Tim Benn, ex copropietario de Precious Little One’s Childcare en Spokane, dijo que decidió cerrar el negocio en marzo de 2020 en parte debido a la creciente participación del gobierno en el sector, incluso sin el enorme gasto federal que propone el proyecto de ley de Murray.

"Cuanto más dinero inyecta el gobierno, menos cuidado infantil privado hay, porque hay más papeleo," dijo Benn. "La gente no quiere ser parte de un sistema, quiere servir a las familias, por lo que se empuja más hacia una cultura corporativa, sin fines de lucro o simplemente gobierno".

“Lo que veremos es que, en lugar de que el cuidado de niños sea más personal y con salones de clases más pequeños, veremos una transición a salones de clase más grandes y más opciones públicas que terminarán siendo mucho más caras,” el dijo. "Esa es la dirección en la que nos dirigimos y por eso salimos del negocio".

Luc Jasmin III, propietario del Centro de Aprendizaje Temprano Parkview en Spokane y presidente de la Asociación de Centros de Cuidado Infantil de Washington, dijo que el costo de que el Congreso no haga nada también es alto. En 29 estados, incluido Washington, el costo de un centro de cuidado infantil de tiempo completo excede el costo promedio de la matrícula universitaria en el estado, según un análisis de 2018 realizado por Child Care Aware, una organización sin fines de lucro.

"Si tiene dos hijos en este momento en nuestro mercado en Spokane, está pagando en muchos casos más de $ 2,000 al mes", dijo Jasmin. “Como proveedor, no nos encanta el hecho de que tenemos que mirar a una familia trabajadora y decir: 'Tienes que pagar $ 2,000', pero al mismo tiempo tenemos que pagar a los maestros.

“Tenemos que reunirnos en algún lugar, y este proyecto de ley lo hace. Nos (permite) asegurarnos de que estamos compensando al personal sin que las familias paguen (el equivalente a) dos veces una hipoteca."

El salario medio de los trabajadores de cuidado infantil en 2019 fue de $14.57 la hora en Washington, el segundo más alto del país, pero de solo $10.08 en Idaho, según un informe del Centro para el Estudio del Empleo en el Cuidado Infantil de UC Berkeley.

Jasmin también dijo que invertir en niños pequeños podría generar dividendos en el futuro, mejorando los resultados en otros niveles de educación. Según la Oficina del Superintendente de Instrucción Pública del estado, solo el 51.5% de los jóvenes de Washington estaban listos para el jardín de infantes en 2019.

"¿Cuánto dinero crees que se está quitando de nuestro sistema K-12?" él dijo. “¿Qué crees que afecta la tasa de deserción? ¿Qué crees que eso le hace a nuestra tasa de encarcelamiento y a las personas que van a la educación superior? Esto tiene un efecto dominó en la infraestructura ".

Murray dijo que también ve la reforma del sistema de cuidado infantil de la nación como una cuestión de competitividad nacional. El cuidado infantil cuesta menos en relación con los ingresos y, en algunos casos, es gratuito en muchos otros países desarrollados.

“Vemos que otros países invierten en el cuidado infantil, tienen una fuerza laboral que está en el trabajo, enfocada en su trabajo, no preocupada por cómo les va a sus hijos,” ella dijo. "Sus economías están avanzando y estamos perdiendo una ventaja competitiva porque no estamos haciendo estas inversiones."

Murray dijo que espera que su proyecto de ley se convierta en parte de un paquete legislativo más amplio basado en las prioridades que la Casa Blanca ha identificado, pero no quiso detallar un cronograma para que esa legislación se una. Hasta ahora, los republicanos han rechazado las propuestas de Biden por considerarlas demasiado costosas, y los demócratas se están preparando para repetir el proceso que utilizaron para aprobar un paquete de estímulo económico y ayuda pandémica de $1.9 billones en marzo con cero votos republicanos.

Ese proceso, conocido como reconciliación presupuestaria, requiere solo 51 votos, lo que permite a los demócratas pasar por alto la mayoría de 60 votos necesaria para aprobar la mayoría de las leyes en el Senado.

"El presidente se ha acercado a los republicanos, les está pidiendo lo que quieren para intentar avanzar," dijo Murray. "Al final del día, si eso no sucede, tendremos que avanzar de una manera diferente bajo la reconciliación."

Reach Janelle Retka at jretka@yakimaherald.com or on Twitter: @janelleretka

(0) comments

Welcome to the discussion.
Posting comments is now limited to subscribers only. Become one today or log in using the link below. For additional information on commenting click here.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.