El Condado de Yakima lanzará un nuevo programa judicial diseñado para ayudar a personas con problemas de salud mental. El objetivo es ayudar a que restablezcan sus vidas, eviten ser arrestados y que se les involucre con los tribunales y la cárcel del condado.

El programa tribunal de salud mental iniciará en abril y es similar a los programas para pandillas y drogadictos que tiene el Condado de Yakima, el cual también ayuda a controlar los costos de la justicia penal.

Delincuentes con cargos menores por delitos graves, como por ejemplo, un asalto, será de interés en el programa. Delincuentes con cargos más serios encarcelados por delitos sexuales o delitos que involucra el uso de un arma, no son elegibles.

“Éstas son personas que se encuentran en el sistema [judicial] por delitos del cual no necesariamente son culpables”, explicó Dan Fessler, encargado de la oficina de defensores públicos del condado. “Deberíamos de ayudarlos”, apuntó.

El nuevo programa es similar al del Condado de Spokane que ha ofrecido servicios a casi 400 personas. Harold Delia, consejero administrativo para los tribunales del Condado de Yakima, dijo que el nuevo tribunal de salud mental es distinto al programa tribunal con duración de tres años, que ayuda a personas con problemas de salud mental debido al uso de las drogas.

Delia mencionó que un comisario de la corte realizará audiencias y el personal se encargará de monitorear a los participantes del programa, para asegurarse de que están tomando sus medicamentos.

Señaló que muchas veces, los delincuentes con problemas de salud mental se estabilizan mientras están en la cárcel, pero dejan de tomar sus medicamentos y una vez que son liberados, repiten el ciclo de arresto y encarcelamiento.

“Podemos sacar a éstas personas de la cárcel y supervisarlas”, dijo Delia. “Las cárceles se han convertido en unidades de salud mental debido a que el gobierno federal no las financia”, agregó.

Central Washington Comprehensive Mental Health será una parte importante del programa, trabajará directamente con participantes y reporá al tribunal sobre el progreso de los individuos . El reembolso de Medicaid o de seguro privado cubrirán los costos de la agencia.

Jack Maris, vicepresidente de servicios clínicos de Comprehensive, dijo que el programa tribunal de salud mental va llenar un campo que actualmente no está disponible, uno que ofrece un incentivo para que éstas personas se mantengan en el programa.

“El sistema de cuidado es bueno en Yakima. Pero aun hay grietas”, dijo Maris. “Éste programa provee una protección que dice… Tú no quieres estar en la cárcel y nosotros no queremos tenerte encarcelado”.