El equipo de lucha libre de la secundaria Granger se mantuvo en pie, durante la dura competencia de lucha libre escolar, Mat Classic XXV, llevado a cabo el 15 y 16 de febrero. Joshua Salcedo, quedó invicto, Adrián Guerrero ganó en último minuto. Sin embargo, dos de sus compañeros fueron eliminados.

Las recompensas por el esfuerzo fueron enormes –Granger obtuvo por primera vez, un título de campeón deportivo a nivel estatal.

“Todos tuvieron una gran parte en la competencia y eso fue exactamente lo que habíamos querido”, dijo Rubén Saldivar, entrenador de Granger. “Vinimos a competir y parece que todo nos favoreció. Estos chicos, salieron e hicieron lo que tenían que hacer”.

El rival de Granger, la escuela vecina de Zillah obtuvo dos campeones –Cortes Hernández y Shane McMurray—ambos lograron 91 puntos y un trofeo del cuarto lugar.

Mientras que Granger tomó inspiración de su equipo, Salcedo era la base confiable para crear el título estatal.

Con su tercer título estatal ganado consecutivamente Salcedo se abalanzó sobre Andrés Tereza de la secundaria Highland en la final de 120 libras, Salcedo no sólo se convirtió en el séptimo tricampeón del Valle, también logró con un récord de 104-0 durante estas tres temporadas. Su última pérdida fue en noveno año durante la final estatal de 103 libras.

“Es el mejor sentimiento en el mundo”, relató Salcedo. “Mantenerme invicto por tres años y obtener tres títulos, era mi sueño”, apuntó.

Pero llevar a su equipo al triunfo, fue aun mejor.

“No había mejor manera de concluir que esta”, dijo Salcedo, cuyo récord antes de la secundaria era de 137-4. “Nos inspiramos mutuamente. No hubiera logrado ser un tricampeón sin ayuda de mis compañeros y entrenadores”.

Continuando el histórico logro de Salcedo, Guerrero, ganador estatal de cuatro medallas, logró un resultado inesperado en la final de 126 libras.

Después de salir de los límites de la contienda, se les envió al centro para continuar la pelea con sólo ocho segundos para concluirla.

“Esos ochos segundos parecían una eternidad”, dijo Guerrero. “Yo sabía que lo iba lograr aunque quedaba poco tiempo. Fue la manera perfecta para concluir y mi equipo me alzó. Así fue como me lo imaginaba toda la semana”, apuntó.

Duarte necesitaba 8-7 para ganar en las semifinales y llegar a la final de 195 libras y lo logró durante el último minuto. Con un desmontaje en el segundo tiempo, logró escabullirse en el periodo final y le ganó a Preston Morris de Vashon Island por 2-1.

“Me siento bendecido hoy. Todo el equipo fue bendecido”, comentó Duarte, quien logró vencer al cáncer cuando cursaba el cuarto grado en la escuela. “Fue increíble lo que hicimos aquí. Todos pusieron muchas ganas de su parte”.

El trofeo de Zillah, el cuarto consecutivo para su programa, recibió con alegoría el liderazgo de Hernández y McMurray.

Hernández, cuatro veces medallista, ayudó a los Leopardos a llegar al segundo lugar cuando cursaba el noveno grado, venció a Anton King de Medial Lake por 5-3 en tiempo extra en la final de 138 libras.

Él quedó en tercer lugar durante las últimas dos competencias del Mat Classic.

“Esto es todo lo que he querido”, relató Hernández. “Me puse un montón de presión en mí mismo y creo que me ayudó. Nunca dejé de dar todo lo que tenía”.

McMurray venció al campeón en la final de 152 libras, usando un desmontaje de último momento para ganarle a Pacer Said, de Castle Rock por 6-4.

“Ver a Cortes Hernández me dio animo”, relató McMurray. “Me di cuenta que yo también lo podía lograr y me hizo estar más decidido. Para eso son los compañeros”.

El SCAC Oeste tuvo a ocho en las finales con David Peterson, en las 106 libras, Víctor Almaguer de Granger, con 113 libras y Andrés Teresa quien se llevó la medalla del segundo lugar.

Birrueta, la mejor luchadora de Washington

TACOMA — Lo que tal vez le faltó a las chicas de la Secundaria Grandview en cantidad y experiencia durante el Mat Classic XXV, lo reemplazaron con calidad y tenacidad.

Marizza Birrueta, del décimo año y Desiree Zavala del noveno llegaron al podio para el campeonato. Viannei Pérez se llevó el tercer lugar, y eso fue suficiente para el primer trofeo en el Valle durante el torneo estatal de lucha libre de mujeres, desarrollado el 16 de febrero, en el Tacoma Dome.

El trío de las chicas de Greyhounds, las cuales ganaron 12 de 13 luchas acumularon 69.5 puntos para el cuarto lugar y le ganaron a escuadras más grandes como las de Centralia (68) y White River (67.5).

Birrueta, quien quedó en sexto lugar cuando cursaba noveno, surgió esta temporada como la mejor en el estado entre el grupo de 100 libras, y lo confirmó de forma dramática. Después de ganar con facilidad las primeras tres rondas, pudo ganarle a Deianeira Caudle, de Warden, en tiempo extra para el título, ganando 5-3.

“Le gané por dos puntos la semana pasada, así que sabía que iba ser difícil”, comentó la joven.

“Tenía que luchar de manera inteligente y no cometer ningún error –sin importar el costo”.

Birrueta terminó la temporada 15-0 sólo en la lucha contra mujeres y 29-8 en luchas mixtas.

Zavala vengó su única pérdida a una chicha, usando el último periodo para llevarse la victoria un 2-0 contra Tatum Sparks de Othello en la final de las 124 libras. Sparks, quien quedó en tercer lugar el año pasado, superó a Zavala la semana pasada durante la final regional.

“Le gané 7-1 la primera vez y pensé que la semana pasada iba hacer fácil. Esa fue una buena lección”, dijo Zavala. “Aun así, no pensé que iba lograr llegar a esta etapa. No tenía idea, no en mi primer año”, apuntó.

Tanto Zavala como Birrueta le acreditaron la agotadora temporada contra los chicos del equipo de primera de Grandview como una parte crucial en su preparación para competir a nivel estatal.

De las 13 clasificadas del Valle para el torneo estatal, 12 ganaron medallas.

Empatando el tercer lugar de Pérez fueron Abigail Elizondo de Sunnyside con 130 libras y la dos veces ganadora, Jessica Cárdenas, con 170 libras.

Calificadora estatal por cuarta vez, Mary Gutiérrez, terminó su carrera en cuarto lugar en la categoría de 112 libras, mientras que Elizabeth Gálvez de Toppenish quedó en cuarto lugar en la categoría de 100 libras.