Yakima tiene un montón de alternativas, para disfrutar de lo que nos ofrecen los restaurantes de comida mexicana. La mayoría de ellos, son bastante generosos en las porciones de gran tamaño que ofrecen, las cuales vienen acompañadas con bastante queso derretido, y deliciosas bebidas de Margarita –tan grandes como las de su cabeza–. Eso sin contar los chips y salsa gratis.

Yo soy el tipo de persona que disfruta de las taquerías. Pero debo admitir que entre mis favoritos, se encuentra El Portón. Un restaurante que ofrece el mismo menú que el resto de sus competidores, pero que es un poco mejor que los demás. Algo que lo distingue.

El diseño y la decoración son bastante simples: los salones son amplios, decorados con pinturas de colores en sus paredes, el cual siguen un estilo mural –muy común en el vecino país del sur–. El servicio es rápido y amable. No le faltarán rellenos en sus papas fritas y salsa, que son de primera categoría. Y la comida está un punto por encima del promedio para este tipo de lugar.

Durante mi última visita, mi compañera de mesa y yo pedimos Pollo Asado y Carnitas de Cerdo. A pesar de haber visitado El Portón un par de veces anteriormente, nunca había probado la versión de estos platillos.

Cada plato tiene un costo de 13.25 dólares y puedo decirle que ambos valen la pena probarlos. Vienen acompañados de arroz y frijoles. Además, como era de esperarse, las porciones de carne fueron muy generosas.

El Pollo Asado tenía un agudo y delicioso sabor, con un toque fuerte de cítricos entre el ajo, el chile y otras especias. El cerdo estuvo para chuparse los dedos, muy rico. Nosotros probamos estos dos platillos el cual se los recomiendo. Hacen un contrapunto agradable.

El camarero se acercó y observó nuestros platos a medio comer y nuestros cuerpos hinchados, así que no dejó pasar una pequeña broma: “¿Están listos para el postre?” En ese momento, sólo estábamos listos para irnos a la cama, o al menos, descansar en un agradable sillón reclinable.

Quedamos muy satisfechos, y nos llevamos las sobras para el almuerzo del día siguiente.