Un merecido empate fue lo que dejó el enfrentamiento entre las escuadras de Río Balsas y Chiquilladas, durante el torneo de fútbol de salón, disputado el 9 de diciembre, por la copa de fútbol de la Liga Mexicana.

A sólo cinco minutos de haber iniciado el partido, el mediocampista Ramón Ayala de Rio Balsas, abrió el marcador, anotando el primer gol del encuentro. Sin embargo, la reacción de Chiquilladas no se dejó esperar y sólo unos minutos después, Álvaro Valencia, anotó el gol del empate.

Nuevamente, al minuto trece, Río Balsas anotó un segundo gol, pero esta vez fue Diego Silva, quien le daba -hasta ese entonces- el triunfo al equipo verde. El equipo tuvo más de una ocasión para marcar un extra gol, pero no logró ese objetivo.

Los once jugadores mostraron decididas ganas por incrementar la diferencia, pero el cansancio físico, no lo permitió. Ya con los ánimos caldeados y justo al minuto 22 de la primera mitad del partido, Álvaro Valencia, de Chiquilladas, nuevamente, arremetió con fuerza la defensa de Rio Balsas y anotó su segundo gol, dándole a su equipo, el esperado empate.

“Ya casi no tengo uñas, me las he comido todas. Estaba muy nerviosa, pero finalmente mi querido equipo Chiquilladas, metió el esperado gol”, dijo Antonia Valencia, una fanática de la escuadra naranja.

El pitazo final, que dio el árbitro, selló el empate entre estos dos equipos que se volverán a enfrentar en las siguientes semanas.

Diego Silva, quien viste la camiseta número tres del Río Balsas, dijo que “el partido tuvo un resultado justo”.

“Tuvimos muchas oportunidades, pero hicimos lo que estuvo en nuestras manos. Me siento muy exhausto. En este partido, hubo mucho movimiento, corrimos mucho”, apuntó Silva.

Por su parte, Ramón Ayala mediocampista de la escuadra del Río Balsas, aseguró que éste ha sido un partido complicado y que ambos equipos entregaron lo mejor de en la cancha.

“Chiquilladas es un equipo fuerte. Son muy rápidos y sus jugadores son muy Fuertes”, dijo Ayala de 21 años.

La escuadra de Chiquilladas que ha estado presente en cinco finales y ha ganado tres campeonatos, deberá enfrentarse nuevamente a Río Balsas en un par de semanas más.

“Cuando metí el primer gol me sentí muy contento, ellos me dejaron la cancha libre y obviamente yo aproveché la situación para meter el segundo gol. Ya llevo seis años jugando fútbol y esta no es la primera vez que meto dos goles en un mismo partido” recalcó Álvaro Valencia, el goleador de Chiquilladas.