Para Bernardo Montes y Esperanza Barragal, una pareja con más de 21 años de noviazgo, el 20 de noviembre será una fecha difícil de olvidar. Y es que ese día, Montes, no sólo se hizo ciudadano estadounidense, sino que también, se convirtió en esposo de la mujer que ama.

Montes y Barragal, ambos de origen mexicano se conocieron hace más de dos décadas en San Francisco, California y desde hace 10 años residen en el Valle de Yakima.

“Mire como son las cosas, hemos estado juntos por muchos años, pero recién hace un año me pidió la mano”, dijo la mujer mientras veía a sus esposo juramentar lealtad al gobierno de Estados Unidos en una ceremonia especial de naturalización, patrocinada por La Casa Hogar de Yakima.

La organización sin fines de lucro, llevó a cabo ésta ceremonia en coordinación con la oficina local del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) para celebrar la naturalización de las primeras cien personas que se gradúan de su Programa de Ciudadanía.

Montes, es el graduado número 101 de dicho programa y fue un invitado de último minuto a la ceremonia.

“Apenas hoy nos enteramos de ésta ceremonia y no sabíamos si venir o no porque hoy también nos casamos”, dijo Barragal indicando que su esposo ha vivido en Estados Unidos como Residente Permanente, por más de 40 años.

Luz Monroy, directora del programa de operaciones de La Casa Hogar dijo que esa organización proporciona desde el 2010, una preparación especial para que los residentes permanentes puedan aprobar el examen de ciudadanía. No obstante, dijo que son los propios estudiantes los que deciden cuando enviar sus documentos a inmigración.

La directora también señaló que el promedio de graduados de su programa que logra convertirse en ciudadano estadounidense es de cinco personas por mes. Aunque los que participan en el curso son entre 15 y 20 personas por clase.

“Ha habido ocasiones donde nos hemos quedado sorprendidos. Por ejemplo, en el trimestre pasado de marzo a junio, recibimos 75 estudiantes en un sólo día de clases”, dijo Monroy. “Es una cantidad considerable”, subrayó.

Keith Brown, director de USCIS en Yakima, dijo que en el año fiscal de octubre de 2011 a septiembre de 2012, su oficina logró naturalizar a 892 nuevos ciudadanos estadounidenses.