Esta será la primera vez que Carmen Ayala, una inmigrante de El Salvador saldrá de compras por Black Friday o “Viernes negro” en el país del “Tío Sam”, como ella refiere a Estados Unidos. El viernes negro, es una barata que sucede el día posterior al Día de Acción de Gracias, este año, será el viernes 23 de noviembre. Las tiendas ofrecen un horario, muy diferente al de los días normales. Las mayoría de tiendas abren desde la media noche, otras mucho antes. Algunas, incluso, ni siquiera cierran.

“Lo que yo he escuchado es que esta fecha es la época en donde la gente se enloquece al ver los especiales en las tiendas y se amontonan en las tiendas para comprar su producto favorito a un buen precio”, dijo Ayala.

La mujer como miles de otras personas del Valle de Yakima, acudirán este viernes a tiendas y centros comerciales para realizar sus compras navideñas, pese a todos los presagios de muchos expertos que vaticinan que esta será la peor época decembrina para los negocios.

No obstante, para Ayala, no habrá quien la detenga para hacer realidad uno de sus más grandes sueños, ir a las tiendas y poder comprar regalos de navidad para sus familiares que viven en EL Salvador.

“Pues ya tengo mi lista de tiendas a donde iré, estaré ahí, no puedo perderme las rebajas. Mi primera parada será la tienda Best Buy, donde compraré una laptop para mi hermano y mandársela a El Salvador”, dijo emocionada Ayala.

Muchas tiendas han hecho grandes campañas de publicidad, esperando acaparar a muchos clientes.

Aunque la recesión económica ha pegado fuerte en todos los rincones del país, para Carlos Iriarte, quien mediante su negocio trabaja muy cerca de los latinos del Valle, cree que la economía no ha afectado tanto a los hispanos como a otras comunidades. Iriarte piensa que se debe a que las empresas para las que trabajan una buena parte de los latinos del Valle, como la agricultura, no han sido afectadas como otros negocios.

En el valle, tiendas como Toy R Us, tiene muchas ofertas para este Viernes Negro. La tienda abrirá sus puertas desde el jueves a las 8.00 pm.

Por su parte Wal-Mart y Target ofrecen a sus compradores en línea algunas de las mismas promociones que ofrecen el Viernes Negro en sus tiendas tradicionales.

Muchas tiendas prefieren a los compradores que compran en las tiendas. Sin embargo, el crecimiento de las ventas proviene más a menudo de compradores que prefieren Internet, tal como Luis Álvarez, quien prefiere buscar las rebajas por Internet.

Ir a los centros comerciales con su madre durante el Viernes Negro era una tradición familiar. Pero ya no es así: la noche de Acción de Gracias planea acostarse con su laptop cerca de la cama y levantarse el viernes para hacer compras en línea.

“Es triste, pero hoy no vale la pena esperar en la fila cuando uno puede sentarse aún en pijama, pasar tiempo con su familia y hacer compras en líneas con los mismos precios”, dijo Alvarez.

Ese tipo de compradores en línea contribuyeron con casi 40 por ciento de los 52,400 millones de dólares que se gastaron en el fin de semana del Viernes Negro del año pasado, según la Federación Nacional de Minoristas de Estados Unidos.