Ambrosio Gómez, tiene el nivel de presión sanguínea y de hipertensión más alto de lo normal, pero debido a la falta de un seguro médico, él desconocía esos síntomas.

El carecer de un seguro de salud —ahora un requisito mandatorio en Washington debido a la Ley Federal de Cuidado de Salud Asequible (Affordable Care Act)— hace imposible que el trabajador agrícola, de 46 años de edad, se haga chequeos médicos de manera constante, por lo menos una vez al año como lo sugieren los especialistas de la salud.

“La verdad no cuento con un seguro médico, porque no tengo ‘buenos papeles’”, dice Gómez en referencia a su estatus migratorio.

No obstante, la realización de una feria de salud gratuita, llamada Fiesta de Salud, la cual es auspiciada por el Hospital Memorial de Yakima, la Clínica de Campesinos y el supermercado Fiesta Foods, hacen posible que inmigrantes como Gómez puedan acceder a una revisión médica, sin importar el estatus migratorio.

La Fiesta de Salud, que este año celebró su séptima edición, se llevó a cabo el 26 de julio en el State Fair Park en Yakima. Cientos de exámenes gratuitos de diabetes, colesterol, presión arterial y osteoporosis se realizaron en esta fiesta de salud que además contó con actividades educativas sobre el cuidado familiar de la salud.

“Nuestra comunidad tiene mucha gente migrante, eso quiere decir que muchos no tienen acceso al cuidado de salud, no tienen cobertura médica, no tienen los recursos económicos para hacerse los chequeos médicos anuales que el ser humano requiere”, dice Bertha Lily González, del Hospital Memorial de Yakima, “Esta feria de salud surgió en base a esa necesidad de nuestra gente migrante”, apuntó.

Según González, muchas de las personas que llegan a la feria de salud desconocen que están en riego de sufrir complicaciones médicas debido a que desconocen su verdadero estado de salud.

“Estas personas no van a parar en una sala de emergencia debido a una complicación (de su salud)”, dijo González, explicando que su función es enviar a los pacientes que son diagnosticados con diabetes, presión alta y colesterol a las clínicas gratuitas para que sean atendidos de manera inmediata.

“Se trata de salvar vidas, eso es algo que nos llena de satisfacción”, enfatiza González quien ha participado en la feria de salud, desde su inicio, en 2007.

Asimismo González dijo que uno de cada tres adultos hispanos que residen en el Valle de Yakima sufre sobrepeso.

“Esta es la principal causa de riesgo de padecer de diabetes y con ello, las enfermedades cardiovasculares”, dice Gonzalez. “La principal causa de muerte en los hispanos que residen en Estados Unidos, son los problemas cardiovasculares”, resalta.

Gómez, el paciente que carece de seguro de salud, fue enviado a que se haga una revisión más detallada de su salud en una de las clínicas gratuitas.

“La verdad uno desconoce de muchas cosas de la salud, gracias a Dios que hay estas ferias que ayudan a la comunidad”, subrayó Gómez.

Previenen accidentes en menores

Este año, la fiesta de Salud contó con la participación del Hospital del Niño de Seattle (Seattle Children’s Hospital), el cual donó cientos de cascos de bicicleta para niños —entre 1 y 18 años de edad— que atendieron con sus padres.

Ginny Heller, del Hospital del Niño de Seattle, dijo que lo que la entrega de cascos fue posible gracias a una donación de 6,900 dólares por parte de la tienda Kohls, la cual busca es prevenir los accidentes en menores por falta de uso de utensilios de seguridad.

“El uso de un casco de protección reduce cerca del 85 por ciento de los accidentes al manejar bicicleta”, dijo Heller.