El municipio de Seattle ha hecho historia al aprobar el incremento del salario mínimo a 15 dólares por hora, será el más alto del país. La medida entrará en vigencia el 1 de abril de 2015.

La nueva ordenanza sólo contempla al territorio de Seattle-Tacoma. No al estado de Washington que tiene un salario minino vital de 9.32 dólares por hora. También entre los más altos del país, teniendo en cuenta que el salario mínimo federal es de 7.25 dólares por hora.

La iniciativa del incremento de sueldo fue propuesta en campaña política por el ahora alcalde de Seattle, Ed Murray, elegido en las elecciones del año pasado. Según dijo, la medida “ayudaría a mejorar la calidad de vida para quienes apenas pueden cubrir los gastos básicos” en esa ciudad que, cada vez, tiene un costo de vida más alto debido al desarrollo tecnológico.

Las autoridades han dicho que el incremento no será inmediato para no dañar la economía de las pequeñas empresas. Incluye una fase transitoria de varios años.

Las empresas que tengan más de 500 empleados tendrán tres años para implementar gradualmente el aumento. Las empresas que proporcionan seguro médico tendrán cuatro años. Los negocios más pequeños tendrán hasta siete años para cumplir la ordenanza. De esta manera, para el año 2021, la transición del sueldo mínimo vital habrá culminado y tendrá un incremento de 61 por ciento.

No hay otra ciudad en el país que haya propuesto un incremento de salario tan alto como Seattle. Algunos temen que la medida a futuro cause despidos y un incremento en los precios de productos y servicios para poder cumplir con la ordenanza.

Por su parte, la Asociación Internacional de Franquicias, un grupo empresarial con sede en Washington, D.C. —y que representa a numerosas franquicias del país— ha dicho en un comunicado de prensa que planea demandar la ordenanza municipal de Seattle por considerarla “injusta, discriminatoria y que sólo busca cumplir una agenda política” a expensa de los pequeños propietarios de negocios.

En una entrevista con KPLU, 88.5 FM una estación de radio afiliada a NPR, el economista Dick Conway, de la firma Dick Conway & Associates, con base en Seattle, dijo que el aumento de sueldo podría sonar extremo, pero si se toma en cuenta la inflación de los últimos años, no lo es.

Según sus cálculos —basada en la inflación desde el año 1963—, el salario mínimo debería ser de 16.83 dólares por hora. No obstante, considera que cualquier aumento que exceda los 15 dólares podría dañar la economía de los pequeños negocios, por lo que propuso que el salario mínimo debería ser 13.48 dólares por hora. El análisis de Conway fue expuesto en marzo, en The Puget Sound Economic Forecaster.

Es cierto, el alto costo de vida en Seattle hace imposible que se viva con el salario mínimo actual, pero si el aumento acordado por el municipio dañará la economía de los pequeños negocios causando despidos, entonces la medida no será productiva.