Aprender ciencias no tiene que ser aburrido. Eso es lo que dicen los expertos de ingeniería que montaron la exposición del Día de Ingeniería para Niños, en el Colegio Comunitario de Yakima (YVCC).

Una exhibición que contó con más de 15 actividades simples y divertidas, en donde escolares de varias ciudades del valle pusieron en práctica conceptos básicos relacionados a la ciencia e ingeniería.

“Esta edad, es el mejor tiempo para enseñarles”, dijo el profesor, Rajkumhar Raj, del Departamento de Ingeniería de YVCC y encargado del proyecto. En Yakima, los jóvenes “se ponen nerviosos con las matemáticas y algunos odian las ciencias”, relató.

Y pese a que existe una gran demanda para contratar ingenieros en el país, muchos jóvenes deciden estudiar otras profesiones porque se enfocan en la dificultad de las ciencias naturales y exactas.

Para romper esta tendencia, desde hace 7 años, el Departamento de Ingeniería de YVCC en coordinación con la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles (ASCE) lleva a cabo el Día de Ingeniería dedicado a la niñez local y visitan varias escuelas del condado durante la Semana de Ingeniería.

Las actividades son creativas y diseñadas para que los niños hagan sus propios experimentos. Con bombones y trozos de espagueti, por ejemplo, construyen estructuras básicas. Jalando y pesando objetos, aplican la física. “Son actividades de manos a la obra sobre áreas de ingeniería como construcción de puentes, electricidad…”, comentó Raj, por cierto, un ingeniero civil proveniente de la India, que llegó a este país hace 18 años para estudiar sus dos maestrías y trabajar en su profesión.

“Ellos aprenden y ven cosas diferentes… con simples cosas se pueden hacer varios proyectos, incluso uno tiene algunas de estas cosas en casa”, señaló Antonia Zuñiga, residente de Toppenish, quien llevó a sus dos hijos a la exposición.

Su hijo Emiliano, de 8 años de edad y amante de los Legos, disfrutó de cada actividad, en específico, del lanzador de malvaviscos. Su hija, Melissa, se concentró en enrollar una hoja de papel y poner cajas sobre ésta, estaba jugando y aprendiendo sobre el peso. Ambos, por supuesto, también recorrieron todos los juegos de ciencia ubicados en uno de los edificios del Campus Yakima.

Frente a ellos, Vincent Wen, miembro de la junta directiva de ASCE, asistió a niños en la construcción de objetos producto de su imaginación. Su mesa fue una de las favoritas, sobre todo, de los niños.

Wen, creció y estudio su educación básica en Yakima. Luego, ingresó a la Universidad Estatal de Washington (WSU) donde se graduó como ingeniero civil. Recién egresado, encontró un trabajo en el Departamento de Transporte, en Yakima. No tuvo que mudarse, ni realizar una infinidad de solicitudes de trabajo. Su carrera universitaria es de gran demanda, como lo dijo el maestro Raj, y lo seguirá siendo en el futuro.

Es por eso que él, los ingenieros de su asociación, profesores y estudiantes de YVCC, donaron parte de su tiempo en actividades como ésta y por toda una semana, para acercar a la niñez de Yakima al mundo de la ingeniería y poner los cimientos para el futuro.