Esta semana el mundo está de luto. Nelson Mandela, el hombre que derrotó al racismo del apartheid en Sudáfrica ha muerto. Tenía 95 años.

En el editorial titulado: “El legado de Mandela, nunca olvidar”, publicado el 18 de de julio de 2013, ya hablábamos sobre el delicado estado de salud de “Madiba” —nombre con el que cariñosamente era conocido—. En aquel entonces, hicimos un resumen de su legado, su tiempo en prisión, su victoria sobre un régimen discriminatorio, su desempeño como presidente y sus esfuerzos por la unificación de su pueblo. Puede leer ese editorial en el siguiente link: http://elsoldeyakima.com/2013/07/18/el-legado-de-mandela-nunca-olvidar/.

Para los sudafricanos, la partida de Mandela significa el fin de una era de lucha por igualdad y el inicio de una imagen gloriosa e inmortal. Para el mundo, la enseñanza de que no todos los revolucionarios con ideas libertarias deben ser catalogados como terroristas. Sobre todo, en Estados Unidos.

Así es, lamentablemente —y de manera vergonzosa— el nombre del ex presidente sudafricano y Premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela permaneció por décadas en la lista de vigilancia de EE.UU. por terrorismo. Fue el presidente George W. Bush quien retiró su nombre mediante un decreto ejecutivo en 2008.

El régimen del apartheid en Sudáfrica designó al Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés), liderado por Mandela como una organización terrorista debido a su lucha contra la segregación racial. Una lucha que duró entre 1948 y 1994.

El mundo no es un lugar perfecto, quizá nunca lo sea. Pero es sin duda, un lugar mejor gracias a personas como Mandela. En las páginas 8 y 9 encontrará un especial sobre su vida y encuentro con dignatarios mundiales.

En la página 10, publicamos un texto del periodista y escritor británico John Carlin, a quien Mandela ofreció más de 50 entrevistas exclusivas. Carlín, detalla el recuerdo de sus encuentros con el líder sudafricano y la última entrevista que le concedió en 2009.

Quizá una de las imágenes más memorables que aconteció durante el homenaje de despedida a Mandela durante esta semana, fue el encuentro entre el presidente Barack Obama y su similar de Cuba, Raúl Castro. Estados Unidos y el país caribeño no tienen relaciones diplomáticas desde la época de la Guerra Fría. Lea un artículo sobre este tema en la página 11.

Finalmente, le dejamos con una reflexión que alguna vez nos diera Mandela: “Me gusta tener amigos que tienen una mentalidad independiente, pues te hacen ver los problemas desde diferentes ángulos”.