El Valle de Yakima es una de las tierras más fértiles de la nación, aunque es muy conocido por la calidad de sus manzanas, peras, duraznos, cebollas, y otros frutos y verduras; también es apreciado por la calidad de sus lúpulos, elemento indispensable en la industria cervecera.

Casi el 80 por ciento de la producción de lúpulos en el país, proviene de esta parte del Noroeste del Pacífico, según resalta el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Una de las empresas líderes en el negocio de los lúpulos es John I. Haas Inc., una compañía fundada en 1914, que está afiliada al grupo Barth de Alemania. En agosto, la empresa inauguró un moderno centro de investigación de lúpulos con la intención de “mejorar e innovar” la calidad de las cervezas.

Richard Ching, gerente de ventas y administración de John I. Haas, dijo que el centro busca analizar diferentes tipos de lúpulos, con el objetivo de crear nuevas generaciones y derivados de esa planta para beneficio de la industria cervecera.

“La cerveza es nuestra pasión. Es nuestro principal enfoque”, dijo Ching, quien es originario de Costa Rica y es el premier hispano que logra ocupar un cargo gerencial en esa empresa, considerada como el mayor proveedor de productos de lúpulo en Estados Unidos y uno de los líderes en la investigación de ese rubro.

Ching resaltó que el edificio de 23,500 pies cuadrados, incluye oficinas inspiradas y decoradas en los campos de cultivos de lúpulos. Por ello, unos postes de madera decoran las paredes de las oficinas y en la entrada del edificio hay bicicletas que buscan promover el ejercicio y el cuidado del medio ambiente.

“Somos una empresa de ‘concepto verde’”, subrayó Ching, de 38 años de edad.

El edificio también cuenta con laboratorios de investigación científica y una fábrica de cervezas donde prueban distintas variedades para sus clientes, entre los que destacan reconocidas marcas como Miller, Budweiser, y otras de México y América del Sur como el Grupo Brama.

“La cerveza que producimos no se vende al público. Es solo para fines de investigación”, resaltó Ching, quien está a cargo de un grupo de expertos en comercio internacional que ejecutan las estipulaciones de venta.

Antes de ser contratado en John I. Haas Inc, Ching laboró en Microsoft, en el área de ventas para los mercados de Centro América y el Caribe.

Entre su grupo de expertos en comercio, se encuentra Santiago Alejo, un joven graduado de Administración de Negocios en Central Washington University, quien es coordinador de ventas internacionales. Su experiencia de trabajo en el campo de lúpulos lo hizo “el perfecto candidato”.

Alejo, de 33 años de edad, trabajó como operario junto a su padre y unos parientes en el almacén de lúpulos de John I. Haas Inc.

“Trabajé por casi 13 años, hasta que me gradué de la universidad”, dijo Alejo. “Me gusta este trabajó y quiero hacer una carrera acá”, subrayó.

Ching dijo que Alejo es el perfecto ejemplo de lo que I. Haas Inc. busca hacer con sus empleados. “Darles la oportunidad de superación”.

“Acá todos somos una familia. Hay oportunidad para todos los que quieren sobresalir”, apuntó.