El Consulado de México en Seattle junto al Departamento del Trabajo, la Administración de Salud y Seguridad en el empleo (OSHA), y la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NRLB) de Estados Unidos, firmaron acuerdos institucionales con el fin de proteger a los trabajadores mexicanos e hispano-hablantes que residen en Washington.

El acuerdo, firmado el 29 de agosto, se desarrolló en el marco de las actividades de la Semana de Derechos Laborales, que cada año realiza el Consulado de México.

El evento estuvo liderado por Eduardo Baca Cuenca, Cónsul de México en Seattle; Rubén Rosales, Administrador Regional de la División de Salarios y Horas del Departamento del Trabajo, Ronald Hooks, Director Regional de NRLB; y David Mahlum, Administrador Regional Interino de OSHA.

El consulado de México y OSHA se comprometieron a ofrecer capacitación sobre los derechos y responsabilidades que tienen en los centros de trabajo, así como entender las responsabilidades de los empleadores bajo la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional, que incluye poder presentar una queja.

Esperanza Sigie Carrillo, representante de prensa del Consulado de México en Seattle, dijo que mediante estos acuerdos, el gobierno de México, refrenda, una vez más, su compromiso de seguir trabajando a beneficio de los connacionales.

“Lo que se busca mediante este acuerdo es lograr una equidad de los trabajadores en los centros laborales”, dijo Sigie Carrillo. Resaltó, además, que este es un ejemplo de cómo dos naciones pueden trabajar a beneficio de los trabajadores inmigrantes”.

“Buenas cosas pasan cuando trabajamos juntos hacia el logro de la seguridad y la salud en el trabajo”, dijo David Mahlum, administrador regional de OSHA en Seattle.

“Esta alianza ayudará a prevenir lesiones, salvará vidas, y fomentará un conocimiento duradero sobre los derechos de los trabajadores y sobre las responsabilidades de los trabajadores de manera que se puede asegurar la salud y seguridad ocupacional”.

Asistencia legal en temas laborales

La semana de Derechos Laborales 2013, se desarrolló del 26 al 30 de agosto y se inauguró en el Centro de la Raza en Seattle. Representantes consulares de Perú y El Salvador estuvieron en el evento.

La actividad se realiza cada año antes del feriado del Día de Trabajo que celebra Estados Unidos durante el primer fin de semana de Septiembre.

El Departamento de Protección de Consulado, patrocinó clínicas legales, donde abogados especializados en derecho migratorio y civil presentaron sus servicios de asistencia legal de manera gratuita.