Usted ha oído hablar de los decomisos de drogas, pero ¿sabe sobre los decomisos por manejar intoxicado?

En una mañana reciente, un equipo de oficiales de la policía de Yakima y un abogado de la ciudad armados con papeles legales se detuvieron frente a una vivienda ubicada en la avenida Fruitvale Boulevard, y en el proceso bloquearon el vehiculo GMC Suburban 1997.

Los oficiales estaban allí para decomisar el Suburban, que pertenece a una mujer de 28 años de edad, que actualmente cumple una sentencia de cárcel de 75 días, luego de haber sido condena por conducir ebria en tan solo dos años.

“Si esto funciona, se convierte en nuestro”, explicó Bronson Faul, un asistente del fiscal de la ciudad de Yakima. El decomiso, el primero que se realiza es parte de un proyecto piloto de la ciudad.

La incautación técnicamente es la pérdida del vehículo y sólo se aplica a los conductores condenados por conducir bajo influencias durante dos o más veces en un período de siete años. Únicamente aplica al vehículo que conducían.

Para dar a conocer el nuevo programa, la ciudad dio a conocer recientemente un vídeo de 31 segundos en su canal de YouTube con el mensaje, “Get two DUIs, lose your ride” (Maneja ebrio dos veces y pierdes su vehículo).

Según Faul, los decomisos son permitidos bajo la ley estatal de 1994, aunque parece ser una técnica poco utilizada por los fiscales. El letrado preguntó si alguien estaba al tanto de dicha norma y recibió una respuesta negativa de la Asociación de Fiscales en Washington, y cuestionó a los fiscales en todo el estado y a los expertos de la Patrulla Estatal.

Faul no está seguro por qué la ley no es de uso común, pero probablemente tiene algo que ver con una serie de garantías que incluyen un período de 45 días de demanda, un proceso de apelación y las protecciones para los llamados intereses del cónyuge inocente, así como otro derechos de retención de los titulares de los vehículos que todavía no han terminado de pagar. El uso de los fondos de los decomisos es a discreción del administrador de la ciudad.

Funcionarios de la ciudad dieron la luz verde al proyecto para ver si se puede ser una herramienta útil en la reducción de conductores ebrios en Yakima.

El tribunal municipal de la ciudad atendió 444 casos de DUI el año pasado, sólo Seattle, Tacoma y Spokane tenían más casos.

Faul, quien trabaja como abogado de la ciudad encargado de casos de decomisos de drogas, dijo que está comenzando con sólo unos pocos casos de DUI, para probar el proceso.

Cuestiones de propiedad y derechos de retención pueden ser bastante complicados.

“Nadie está haciendo esto. Esto significa que no podemos llamar a alguien cuando afrontamos un obstáculo y decir, ‘Oiga, ¿cómo funciona esto?’ “, relató Faul.

Algunas veces la mayor dificultad es encontrar el vehículo en cuestión. No puede ser cualquier vehículo, sólo el vehículo que conducía el conductor infractor cuando fue detenido y si es que él es el dueño.

“Ese es un gran problema, porque mucha gente no conduce sus propios vehículos”, explicó Faul. “Si se está conduciendo el coche de un amigo, no podemos hacer nada al respecto”.

En el caso del Suburban, el dueño estaba en la lista del Departamento de Licencias del Estado, tanto como el propietario legal y el propietario registrado.

La policía lo rastreó hasta una casa en la calle Laurel, sobre la Sexta Avenida y Fruitvale Boulevard. Los ocupantes de la casa negaron inicialmente que alguien de la casa lo haya conducido, pero con el tiempo entregaron las llaves después de que los agentes amenazaron con remolcarlo al depósito municipal.

Cindy Jackson, una de los ocupantes de la casa y amiga de la propietaria, dijo que su amiga tiene cuatro hijos y necesita su vehículo para transporte.

“No está bien”, dijo Jackson. “Ella no podía decir nada... ¿Cómo se va transportar?”.

Pero Faul dijo que no estaba demasiado preocupado por eso. Además de dos DUI que ha tenido en dos años, ella también tiene condenas por robo residencial y una carga de delitos grave con arma, enfatizó.