Una pareja acusada de emboscar y atacar a Vern Holbrook, un corredor de bienes y raíces, haciéndose pasar como compradores de viviendas fueron acusados el 11 de junio, en la Corte Superior del Condado de Yakima. Mientras tanto, los investigadores están tratando de determinar el motivo real detrás del ataque.

Luis Gómez-Monges, de 38 años de edad, y Adriana Méndez, de 23 años de edad, se declararon no culpables de los cargos de intento de asesinato en primer grado y asalto en primer grado en el ataque a Holbrook, quien según investigadores dicen que permanece hospitalizado.

La pareja fue arrestada el 27 de mayo, dos días después de que un compañero de Holbrook encontró al hombre de 78 años de edad, tirado en un charco de sangre dentro de una casa desocupada en la zona de Cowiche. Había sido brutalmente golpeado y su garganta estaba cortada.

De acuerdo a las declaraciones juradas, Méndez les dijo a los detectives que ella y Gómez se reunieron con Holbrook en la casa que estaba para la venta, haciéndose pasar por posibles compradores y que unos días antes, habían preguntado por él específicamente, después de llamar a su agencia, Aspen Real Estate.

Las autoridades dijeron que Méndez había declarado ver a Gómez golpear a Holbrook en la cabeza, antes que ella saliera de la habitación donde se produjo el ataque y luego esperó en el carro, donde se encontraban los tres hijos de la pareja.

Los detectives utilizaron registros del teléfono celular de Holbrook, porque su iPhone había desparecido para localizar a los sospechosos, que estaban viviendo en un motel de Yakima.

Holbrook fue llevado a un hospital de Seattle, y no se ha dado a conocer ninguna información sobre su condición. El jefe de detectives, Stew Graham, confirmó el 11 de junio, que Holbrook permanece hospitalizado.

Una mujer de Aspen Real Estate que no se identificó, dijo que la empresa no haría comentarios para honrar la petición de privacidad de la familia.

El motivo del ataque no está claro. Cuando fue interrogado Graham dijo que él y sus colegas estaban al tanto de algunos de los rumores, incluyendo uno de que Holbrook fue víctima de “la mafia rusa”. Pero no dio detalles sobre el rumor.

Los acusados permanecen en custodia en la cárcel del condado bajo una fianza de 750,000 dólares cada uno. No obstante, Gómez también no tiene derecho a salir bajo fianza debido a que tiene una restricción de inmigración.