Productores y empacadoras locales esperan que aumente la cosecha de espárragos después de una pausa debido al clima frio.

La cosecha se inició a principios de abril, pero tuvo que detenerse debido a las bajas temperaturas del clima.

El retraso, sin embargo, abrió una ventana para los productores de Washington, debido a que la producción en California está por finalizar y México concluyó su producción anual. Los productores en Michigan también han tenido un inicio lento debido al clima.

Sharon Heer, gerente de ventas para Rasmussen Marketing en Yakima, el cual le vende espárragos a las empacadoras en Granger, Mattawa y Eltopia, dijo que la industria espera completar la producción esta semana.

“Ésta semana veremos nuestro volumen incrementarse. Esto nos dará un mercado muy bueno para las siguientes tres o cuatro semanas. Va ayudar mucho a la industria, aunque si nos serviría un clima más cálido”, comentó ella.

Según el pronóstico el clima será más cálido, con las temperaturas entre 60 y 70 grados.

Gary Johnson, presidente de Johnson Foods de Sunnyside, dijo que su negocio ha empacado espárragos frescos para la venta en los últimos 10 días.

“Empezamos a cortar más la semana antepasada. Aunque no estamos en completa producción. Esperamos lograrlo, pero depende que tan mal está el viento”, comentó Johnson. “Todo se va moviendo bien. El mercado está bueno y la demanda es alta”.

La producción ha sido tan lenta que el Departamento Agrícultura de los EE.UU. todavía no ha informado los precios para la temporada debido al bajo volumen.

Jeff Main, reportero para Market News en Yakima, dijo que los envíos hasta ahora han estado por debajo de la cantidad del año pasado, el cual también comenzó lento debido al clima frío. Apuntó que los precios cotizados para el espárrago de California han aumentado sobre la base de la demanda.

Los precios más recientes en las cajas de 28 libras en los distritos de producción de Salinas y Stockton están en 55 dólares.

En Washington el precio del espárrago ha sido bueno en los últimos años porque la cantidad de acres cultivados en el estado ha bajado.